martes, 29 de junio de 2010

Tribu africana perdida en la India

Es un pueblo como miles en la India una tiendas de la esquina pocos y polvorientos caminos de disección, casas de barro y ladrillos en filas al azar en el borde de los exuberantes campos.
Lo que diferencia a Jambur aparte son sus habitantes a unos 4.000 hombres, mujeres y niños de origen africano llamado sin lugar a dudas Siddis, y virtualmente todos ellos pobres.
"Son las tribus perdidas de África", dice Ashish Nandi, el sociólogo en el Centro de Nueva Delhi para el Desarrollo de Sociedades.
Pero el Siddis en este pueblo 470 kilometros al sudoeste de Ahmedabad, la capital comercial del estado de Gujarat occidental, dicen que no saben nada de sus orígenes como descendientes de esclavos africanos.
"Yo nací aquí. Me casé aquí. Mi padre y mi abuelo también son de este pueblo. No tengo idea de donde sus antepasados vinieron de", dice Aishubehn Makwana Basurim, una mujer de 40 años de edad, quien es el jefe de aldea .
"Nunca he oído hablar de África", dice, añadiendo que las cuestiones más importantes son la falta de acceso a una buena educación y, en general están quedando atrás por el auge económico de la India.
Antropólogo Bhattacharya DK dice la llegada de los Siddis 'se remonta al siglo 10, cuando muchos llegaron a bordo de la dhows de los comerciantes árabes que comerciaban con los reinos a lo largo de la costa occidental de la India.
Los árabes se cree que han capturado la Siddis después de redadas en aldeas costeras bantú en día Abisinia moderna Eritrea y otros lugares en el este de África, dice Bhattacharya.
"Hubo un floreciente mercado de esclavos entre los siglos 10 y 16 en Gujarat, un trampolín de la migración intercontinental en esos días.
"Este comercio de esclavos africanos no estaba tan organizada como lo que vendría a finales de los 16 o principios del siglo 17 en Europa. Sin embargo, es anterior a los barcos transportar esclavos africanos a las plantaciones de azúcar de América del Sur y las plantaciones de algodón del sur de Estados Unidos", , dice.
Con la desaparición de los principados indios en los siglos 18 y 19, el Siddis se retiraron a sus propias comunidades y ahora viven en los bolsillos a lo largo de los Estados ribereños de Gujarat, así como en Goa, Maharashtra y Karnataka.
En la actualidad, el número de 10.000 a 15.000 y se han asimilado a fondo, dice Bhattacharya.
Todo el mundo en el pueblo de habla Aishuben Kathiawadi el dialecto hablado por Gujarati millones de personas que viven en el estado. La elección de la vestimenta de las mujeres es el pijama salwar kameez-coronado por largas túnicas y se asoció con una estola, usado por millones de otras personas en la India. Siddi los hombres usan las camisas, camisetas y pantalones.
"Se han mezclado totalmente en los alimentos que comemos, la ropa que llevan, el idioma que hablen", dice Joshi PC que enseña antropología en la Universidad de Delhi.
Familias asentadas en Goa, por ejemplo, fueron traídos por los comerciantes portugueses "por lo que son cristianos. Siddis traídos por los comerciantes árabes son musulmanes", dice Bhattacharya.
Pero debido a que no se casan fuera de su propio grupo, que han conservado su aspecto distintivo de África.
"No permitimos que nuestros niños y niñas a casarse fuera de nuestra comunidad. Esta es una regla muy estricta que observamos", dice el jefe de aldea Aishubehn.
En esto, no se diferencian de otras comunidades indígenas ", donde incluso hoy en día, los matrimonios son arreglados a juego de casta, credo, religión", dice el sociólogo Nandi.
En cuanto a la música y la cultura, Bhattacharya encuentra "indudables elementos africanos en el mismo. Saltan y ululan violentamente al ritmo de tambor cilíndrico".
Jefe de aldea Basuruim sabe por el momento la cultura de la Siddis es seguro.
Pero que está preocupada por el futuro económico de la comunidad.
La mayoría de Siddis apenas educados y vivir en los márgenes de la sociedad a pesar de un estatuto especial tribales asumidos por el Gobierno les garantiza puestos de trabajo y la educación.
"El empleo, la educación, las carreteras, el desarrollo", como las listas de prioridades cuando se le preguntó sobre sus esperanzas para el futuro de Jambur.
"Nuestros niños necesitan educación. La mayoría de nuestros chicos están desempleados o trabajadores asalariados ganan todos los días 50 rupias (algo más de un dólar) al día. Ayudan a cabo en las fincas de caña de azúcar o hacer trabajos de apoyo.
"Lo que quiero para ellos son buenos empleos. Logramos abrir una escuela aquí hace cinco años.
"Quiero un hospital y un colegio aquí. Quiero desarrollar Jambur en una ciudad como Ahmedabad", dice, refiriéndose a la capital del estado comparativamente deslumbrante

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros artículos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un trabajo práctico

El cine se presenta como un recurso didáctico excepcional que motiva a los alumnos y representa, ilustra e integra los conceptos y actitudes que el currículo desarrolla.
Cuatro películas para ver
bajo las siguientes consignas:
1. Definir el "objeto de conocimiento".
2. Analizar las formas que el docente transfiere el conocimiento a los alumnos.
3. Observar cómo los alumnos se apropian del conocimiento y que estrategias usan.
4. Ordenar, sistematizar y redactar un informe con sus propias palabras.